1 de marzo de 2011

Gines puso el punto y final a su Carnaval con un multitudinario Entierro de la Sardina

En medio de una enorme animación, y con la participación de una gran cantidad de vecinos y vecinas se celebraba este sábado el quinto Entierro de la Sardina de Gines, que ponía punto y final al exitoso Carnaval 2011.

La fiesta comenzó en torno a las 12.30 horas en la Plaza de España, donde se dieron cita la Gran Mariposa de Fantasía que ya pudo verse el día del desfile, y el tradicional carro con la Gran Difunta Sardina, acompañados de un buen número de amantes del Carnaval vestidos de riguroso luto o disfrazados.

A partir de ahí, comenzaba un pasacalle en el que el buen ambiente y la diversión fueron las notas más destacadas, todo ello presidido por los Ninfos del Carnaval, Ramón Casas y María del Carmen Ruiz, y con la participación de numerosos vecinos de todas las edades.

Este año, se contó además con la colaboración del alumnado del módulo de Animación Sociocultural del Taller de Empleo “Gines, cultura y sostenibilidad”, que contribuyeron a animar el recorrido.

Poco antes de las dos de la tarde, el pasacalle llegaba al Parque de la Cultura, donde la celebración se trasladó este año. En primer lugar, se entregaron los premios a los mejores disfraces, que recayeron en María del Carmen Cabello, Lola Moreno y Francisco Fernández, unos galardones que fueron elegidos por los integrantes del Taller de Empleo.

Llegaba entonces uno de los momentos más esperados del día, el Pregón del Entierro de la Sardina, que este año corrió a cargo de David Ostos, a quien dio paso el pregonero del año pasado, Antonio Montiel. Vestido nada menos que de Papa, y acompañado por un grupo de llamativos cardenales, David Ostos recordó sus inicios en el Carnaval y su vinculación con su familia y con la Casa del Pueblo, invitando al numeroso público asistente a ser parte activa de su pregón como si de una auténtica misa se tratara.

La gran sorpresa de la tarde la dieron los propios carnavaleros de Gines, quienes quisieron rendir homenaje al delegado municipal de Festejos, Romualdo Garrido, por su gran dedicación a hacer cada año más grande el Carnaval de nuestro pueblo. Visiblemente sorprendido, Romualdo Garrido agradeció la iniciativa de los protagonistas del Carnaval, que quisieron mostrar así su cariño y admiración hacia el gran impulsor de esta fiesta en los últimos años.

Acto seguido, llegaba el plato fuerte del día, la esperada actuación de la conocida comparsa gaditana de Juan Carlos Aragón, este año bajo el nombre de “Los Príncipes”. Una enorme cantidad de personas, llegadas desde todos los puntos de la provincia, se dieron cita para verles en acción, poniendo al público en pie con sus voces y sus letras siempre comprometidas.

Desde el Ayuntamiento, se quiso tener un reconocimiento hacia Juan Carlos Aragón, uno de los letristas más admirados por los carnavaleros de Gines y que quiso estar presente en el Entierro de la Sardina a pesar de que casi nunca suele acompañar al grupo fuera de Cádiz.

En medio de un gran ambiente, siguieron las actuaciones de varias agrupaciones participantes en el concurso de chirigotas de Gines, que volvieron a recordar sus composiciones y a hacer reír a los asistentes, que durante toda la tarde pudieron disfrutar además de un completo servicio de ambigú a cargo de la Hermandad Sacramental. Los más pequeños tuvieron, además, una zona especialmente pensada para ellos, con castillos hinchables y actividades infantiles.

Como es tradicional, la jornada terminó con la incineración de la Gran Difunta Sardina, un gesto con el que se pone punto y final al Carnaval de 2011, el último de un ciclo de cuatro años que abre las puertas ahora a una nueva etapa en la que el Carnaval de Gines se prepara para dar un salto definitivo de calidad en los próximos años.

0 comentarios:

Publicar un comentario